VEGANOS: LOS GRANDES ADICTOS EN BUSCA DE UNA SOLUCIÓN

Antes de que todos los comentarios salten por el simple echo de leer el titulo me gustaría presentarme y explicar mi punto de vista.

Hola a todos mi nombre es Lylo, soy Nutriologa Vegana y me considero una adicta a la comida, espero que esto ultimo no les moleste ya que regularmente estaré escribiendo para ustedes en este pequeño espacio.

Para poder explicar mi punto tendremos que ir tiempo atrás hasta mi adolescencia, recuerdo que durante mi época de secundaria y parte de la preparatoria nunca me sentí totalmente identificada con mi entorno, quiero pensar que muchos pasamos por esto, era ese momento de la vida en el que quieres hacer y experimentar grandes aventuras pero no tienes el dinero o la edad suficiente para tomar tus propias desiciones.

Pero lo único que me hacia feliz y que efectivamente podia controlar era la comida, vivía en una pequeña pero paradisiaca isla rodeada de absolutamente nada o al menos eso creía en ese entonces. Casi todas las noches miraba television y me preparaba algún platillo el cual al pronunciarlo la ultima palabra seria frito.

Papas a la francesa con papas naturales por favor, arroz chino frito, huevo estrellado con tocino frito, salchichas fritas con arroz y frijol y podría seguir con esto pero ya saben hacia donde me dirijo.

Con el tiempo me mude de ciudad para estudiar la carrera de Nutrición, parecía lo correcto pues era la carrera de moda para las niñas - ¿Dije era? – Suelta una carcajada.

Vivi toda mi vida desde pequeña con migrañas, ya saben esos dolores de cabeza insoportables que usamos para hacernos a las víctimas y vaya que era y sabia hacerme a la víctima, supongo que hasta ahora lo se, como decía mi mamá lo bien aprendido nadie te lo quita mijita.

Lo sorprendente fue que la solución a todos mis problemas de salud siempre estuvieron en frente de mis narices. ¿Todavía no lo descubren? – Mi alimentación, si … Exactamente ese fue siempre el problema.

Quien pensaría que esos sabores tan delicosos que veo en la TV fueran la causa de casi todos mis problemas de salud, con el tiempo conocí a un galán que venia de una famila un poco rara pero buena. Ellos me preguntaban constantemente sobre el veganismo, pero por aquello de raros decidí darles por su lado y simplemente ignorarlos. 

Creo que con el tiempo tanta pregunto termino obligándome a investigar y fue cuando note que algo estaba, como decirlo, haaa si. – SOSPECHOSO, en muchos lugares el veganismo era considerado un estilo de vida, la gente te habla de curas milagrosas por internet y creo que eso es lo que me hacia sentir estar viendo un eterno canal de compras por TV.

Los días pasaron y por ocio – (pausa) - Si, por ocio. – ¿Querían la Verdad o el cuento de Disney? – (termina la pausa)  Intente dejar de comer carne y sus derivados durante 15 días. 

Vaya mi sorpresa cuando las migrañas se fueron…La fuente de la eternal juventud fue revelada antes mis ojos, la alimentación puede prevenir y curar muchos de nuestros padecimientos.

Pero ese descubrimiento era solo la primera parte de la aventura que me esperaba.

Todavía recuerdo ese momento en el que sentí que me habían quitado una venda de los ojos, quería correr hacia todos lados y gritarle a los 7 vientos - ¡ Yo se cual es la cura, con los días descubrí que se me presento otro problema!

Ya era consciente pero los antojos y las tentaciones se encontraban por donde quiera que mirara, tengo que ser honesta … Muchas veces cedí, pero no se preocupen el karma supo como darme mi merecido.

Una buena dosis de migrañas, problemas digestivos y el asqueroso sentimiento de culpabilidad.

Fue ahí, en el fondo más obscuro de todos que descubrí que era una Adicta, una adicta a todos esos alimentos refinados y sin verdaderos nutrientes que se me presentan día a día con diferentes y brillosos empaques, realmente me llegue a sentir como un pescado que mira fijamente el señuelo brillante de la carnada cada vez que visitaba un oxxo. Que difícil es poder combatir estos productos que mas allá de ayudarme a vivir me entierran en un obscuro circulo de vicios y daños casi irreversibles en mi organismo.

La decisión estaba tomada, mi vida cambiaría completamente, desde ese día soy consciente de mi padecimiento, soy una adicta y como tal viviré todos los días combatiendo mis ansiedades y tentaciones.

Soy Lylo soy Nutriologa Vegana y me considero una adicta a la comida.

INSTAGRAM.COM/LYLOCYV

FACEBOOK.COM/LYLOCRUDOYVEGANO

YOUTUBE

TWITTER