#BEAUTYLOVERS: SÉRUM FACIALES KIEHLS

Uno de los temas que siempre menciono en todos lados es de los sueros y muchos me han preguntado el por qué de mi amor por ellos. La respuesta es que para mí, sencillamente, se trata de oro puro para la piel, creo en ellos completamente y he vivido sus resultados.

Defino mi relación con el maquillaje como una especie de noviazgo en la universidad, en cambio con las rutinas de belleza la historia se convierte en un amor de esos con los que te quieres casar y pasar el resto de tu vida a su lado. Es un compromiso que debes mantener firme, ser absolutamente fiel a tu palabra y buscar la manera de cuidarlo cada día.

Antes de continuar, me gustaría hacer un pequeño repaso sobre lo que conocemos como Serum.

Un Serum o suero se trata, básicamente, de una fórmula concentrada, cosmética que ha sido diseñada para mejorar o simplemente asistir las distintas condiciones de la piel.

Una característica que nos ayuda a diferenciarlos de una simple crema hidratante es su composición, ya que en un serum  podemos toparnos con activos más potentes. Además su textura suele ser más ligera para que la absorción sea muy rápida y la penetración de los ingredientes llega a las capas más profundas de la piel.

Cuando se trata de la piel, no existe una fórmula exacta para cuidarla, pero si distintas combinaciones que harán que se mantenga lo más sana posible, es por eso que en el mercado existen muchísimos tipos de serums, algunos con funciones muy específicas como la de ayudar a que tu piel se vea más luminosa, otros que le devuelven la firmeza e incluso, serums que ayudan a atenuar las arrugas.  Escoger el indicado para tu rostro no tiene porqué ser una tarea súper complicada, el secreto (como todo en la vida) es conocer a fondo cuál es tu tipo de piel y qué necesita para mantenerse sana y espléndida.

Ahora bien, una vez entendidas todas las nociones básicas sobre los serums, les hablaré de mis dos favoritos. 

Daily Reviving Concentrate

Este suero es antioxidante y contiene una fórmula concentrada de aceites naturales.  Es ideal porque no sólo nutre y le da luminosidad y firmeza a nuestro rostro, sino que además, nos protege de los agentes del ambiente que pueden envejecerlo y estresarlo.

Tiene aceite de semillas de girasol que rejuvenecen la piel para ayudar a retener el agua y reducir la apariencia de las rojeces; aceite de tamanu con efectos calmantes y antiestresantes, otro ingrediente genial que contiene esta fórmula es raíz de jengibre con capacidad antioxidante. Tiene como objetivo revitalizar la piel del rostro, reduciendo los signos del cansancio y las líneas de expresión.

En mi caso, este suero me ayuda a mantener hidratada la piel durante el día, le aporta muchísima luz y le da calma.

Yo lo aplico luego de lavar bien mi rostro y con suaves masajes lo aplico en toda el área incluyendo el cuello y el escote. Me gusta la idea de masajear ya que ayuda a relajar los músculos y no se ve tan hinchados como cuando recién nos despertamos.

Otra cosa que me gusta hacer, es aplicar una gota de mi beauty blender al usar mi base, esto me ayuda a darle luminosidad al rostro y también a hidratarlo, hace que mi base se difumine mejor y crea un efecto  de glow que me encanta, porque hace lucir mi rostro muy natural.

Midnight Recovery Concentrate

Es mi favorito sin pensarlo dos veces, se trata de una combinación de aceites botánicos y esenciales, como los de rosa, onagra, romero, lavanda, geranio, coriandro, escualeno, cúrcuma y quizás lo más importante, es que no contiene aceites minerales.

La indicación para utilizar este suero es que tu piel  debe poseer una condición muy deshidratada, con partes  muy secas, sin embargo, las chicas de piel grasa también pueden usarlo con moderación, no lo recomiendo en pieles acnéicas. Los sueros,  como les comenté son recomendados para pieles maduras, mayores a 30, pero esto no quiere decir que a los 20s no puedas usarlos, ya que una piel joven pueden estar más maltratada que una madura. Es cuestión de analizar tu piel y encontrar cuál es su mayor necesidad.

Este suero contiene muchos aceites derivados de plantas y flores con propiedades hidratantes que me parecen increíbles, también contiene antioxidantes e incluso cicatrizantes, lo que resulta ideal para tratar algún rastro del acné en tu rostro, siempre para utilizarlo después y NUNCA durante un brote, recuerden eso.

Una de las cualidades más llamativas de este suero es que regenera, repara y nutre nuestro rostro. Su uso es de noche únicamente, no porque tenga ingredientes fotosensibles, sino porque la noche es donde la piel es más afín y se repara ella misma.

 

Mi veredicto: es oro puro. Mi piel es muy seca, ustedes lo saben, tengo mucha tendencia a la deshidratación. En sólo dos semanas de uso noté una gran diferencia. Mi recomendación, es abandonar cualquier otro tratamiento y darle prioridad a este serum durante 1 o 2 semanas, es un tiempo prudente para notar todos los cambiar y también es una manera de sanar el rostro.

Resultados: luminosidad al máximo, hidratación y sin duda una piel más bonita.

Si bien este producto lo venden como mágico. Dicen que a la primera probada puedes notar los resultados y que, a la mañana siguiente, sentirás un mejoramiento en la piel, eso es publicidad pura. Hay que usarlo constantemente por un tiempo sensato para determinar realmente, cómo reaccionó el rostro. Si bien los primeros días podrás ver un gran cambio, el verdadero resultado se notará con el tiempo.

¿Ustedes sabían que nuestra piel está programada de forma natural para regenerarse por la noche y defenderse durante el día de todas las agresiones que nos afectan?  Nunca te vayas a dormir sin aplicar un tratamiento, una crema hidratante o lo que yo uso, un serum.

COLABORACIÓN POR: ROSSHANNA BRACHO

FACEBOOK

INSTAGRAM

TWITTER

YOUTUBE

SNAPCHAT ROSSHAMNA